Webinar de Pedro Reig: El Consumidor 3.0.

Recientemente, y tras encuestar a más de 800 personas por toda España, Coto Consulting ha realizado el estudio“Consumidor 3.0: el consumidor consciente” cuyos resultados ha querido presentar en Flame analytics. Pedro Reig, director de la empresa, nos habló de nuevos hábitos de consumo, de nuevos perfiles de consumidores y del impacto real que tienen éstos y sus nuevos hábitos en nuestro mercado. 

A continuación, os ofrecemos un resumen del estudio realizado por Coto Consulting «Consumidor 3.0.»💚.

Consumo

  • NUEVOS HÁBITOS DE CONSUMO SOSTENIBLES Y RESPONSABLES

¿Qué hábitos de consumo sostenibles y responsables son más comunes hoy en día?

El principal cambio en los hábitos de consumo más sostenibles y responsables se focaliza en la reducción de uso del plástico. Las personas están muy concienciadas con el hecho de reducir el uso de plásticos, de evitar el consumo plásticos de un solo uso, o del sobre-envasado… Y, aunque claramente el plástico ocupa las primeras posiciones, hay otros hábitos destacados como el hecho de no comprar más de lo que realmente se necesita (en este caso, la generación Z, es decir, los más jóvenes, son los más consumistas) o el fomento de la compra de proximidad.

  • PROBLEMAS QUE DIFICULTAN EL CAMBIO A UN CONSUMO MÁS SOSTENIBLE

¿Qué problemas te encuentras a la hora de hacer un consumo más responsable y sostenible?

Las principales barreras para realizar un consumo más responsable se relacionan con aspectos ajenos al consumidor (precio/falta información). La mayoría de consumidores culpa al precio, que se convierte en la barrera más importante y que paraliza al 50% de los consumidores. La segunda barrera sería la falta de conocimiento de alternativas y de información. Con respecto a este punto se cree que las empresas pueden hacer más, pueden informar en mayor medida al consumidor. Llama la atención que la comodidad pasa a ser otro punto limitador a la hora de ser sostenible cuando se trata de consumidores jóvenes. Éstos aluden a la comodidad y a falta de tiempo como factores que les impiden consumir de un modo más sostenibles.

Relación con las marcas/empresas

  • LA CREDIBILIDAD DE LAS CAMPAÑAS DE COMUNICACIÓN

¿Cómo se relacionan las marcas y las personas?

Las personas sobre todo les piden a las marcas credibilidad. Las marcas, por lo tanto, deben aportar datos ciertos y comprobables en sus mensajes y además, los protagonistas de los mismos deben ser las personas. Éstas, por su parte, necesitan sentirse identificadas cuando ven una campaña de comunicación.

  • EL IMPACTO DE LAS INICIATIVAS REALIZADAS POR LAS MARCAS

Por otra parte, cuando una marca comunica sus iniciativas medioambientales y su política RSC (cómo colaboran con el medio ambiente, con bancos de alimentos etc.), genera interés y motiva la compra. Es decir, esta comunicación sí influye en la compra.

Responsabilidad social

  • LA COLABORACIÓN ALTRUISTA Y LA AYUDA AL ENTORNO

¿Te consideras una personas altruista?, ¿cómo ayudas a tu entorno?

En general, las personas tienden a ayudar al tercero. Los más jóvenes son más propensos a colaborar sin obtener ninguna recompensa y, a más edad, más reticencia hay. Los más mayores no darían dinero nunca a desconocidos (los baby boomers, por ejemplo).

A los encuestados se les pregunta también qué preferirían: Dar dinero para mejorar su barrio o para mejorar Europa. La gente prefiere, mayoritariamente, ayudar por proximidad. Cabría destacar que los más mayores tienen una conciencia de proximidad mayor, mientras que la gente más joven tiene una visión mas globalizada.

  • LOS RESPONSABLES DE RESOLVER LOS PROBLEMAS DE LA SOCIEDAD

¿Quién tiene mayor responsabilidad a la hora de resolver problemas?

La Administración primero, luego las empresas y marcas junto con los ciudadanos y las ONGs por debajo.

Ecología

  • EL USO DEL PLÁSTICO EN FRUTAS Y VERDURAS, LA RESPONSABILIDAD DE LA PROLIFERACIÓN DEL PLÁSTICO Y ACTUACIONES DE LAS EMPRESAS PARA PRESERVAR EL MEDIO AMBIENTE

¿Usarías plástico sabiendo que protege y preserva mejor el producto?

La mitad de los encuestados cree que la utilidad no justifica la contaminación que supone. La concienciación con la contaminación del plástico está muy arraigada y, aun sabiendo que el envasado tiene una función y una utilidad, creen que esto no justifica su uso. Sólo un 10% defiende el plástico como modo de protección de la fruta

En cuanto a de quién es la culpa de la proliferación del plástico, los encuestados creen en su mayoría que, en primer lugar, es del productor o fabricante. Luego, de los establecimientos comerciales y, en tercer lugar, la respuesta cambia según generaciones y la generación Z lo atribuye a los propios clientes, es decir, asumen cierta responsabilidad.

Las empresas, para preservar el medio ambiente, deben optimizar los envases, gestionar correctamente materiales y los residuos peligrosos y, en ultimo lugar, formar e informar al consumidor y a sus trabajadores.

  • LA DISPOSICIÓN A PAGAR POR PRESERVAR EL MEDIO AMBIENTE

¿Pagarías más por productos que cuiden el medio ambiente?

El 50% de los encuestados no pagaría más. Dicen apoyar el medio ambiente pero, para ellos, el precio está por delante. El otro 50% sí estaría dispuesto a pagar algo más, pero hay un «PERO». Para empezar, sólo pagarían un poco más y, únicamente, si la empresa contribuyese a causas ecológicas. Un 10% estaría dispuesto a pagar más sin pedir nada a cambio.

  • EL USO DE LAS PLATAFORMAS DE ECONOMÍA COLABORATIVA

¿Cuál es el principal motivo por el cual usas plataformas colaborativas?

Los encuestados lo tienen muy claro: las usan para ahorrar o para ganar dinero. Plataformas como BlablaCar o Wallapop no se usan por cuidar el medio ambiente, sino por ahorrar. Eso sí, estamos dispuestos a entregar cosas que vamos a desechar sin dar nada a cambio.

Perfiles de consumidores

  • IDENTIFICAMOS 3 SEGMENTOS DE CLIENTES
  1. El realmente consciente. Lo llamamos el Consumidor social y pro ecologista: Se creen el motor del cambio y suponen un 24% del total. Tienen un mayor nivel de empoderamiento y creen que tienen capacidad de cambiar el mundo. Participan en iniciativas, consumen teniendo en cuenta los materiales, se fijan más en las etiquetas y están dispuestos a pagar más por un producto local o de kilómetro 0. Además, son consumidores que valoran que se les escuche y que se les tenga en cuenta.
  2. El motivado pero recién levantado. Son el 40%, es decir, la mayor parte. No creen que puedan cambiar las cosas (tienen capacidad limitada para cambiar cosas). Sí están sensibilizados y les gusta ser escuchados. Poco a poco empiezan a actuar y algunos se mueven al segmento 1.
  3. El consumidor acomodado o dormido. Son el 36%. Conocen el impacto que provocan y hacen alguna actuación aislada (por ejemplo, separación orgánica, reciclado… pero dudando de la eficacia del mismo) Son bastante escépticos y creen que sus acciones no va a solucionar el problema. El precio es limitador a la hora de tomar medidas.