Webinar de Carmen García: Datos VS Deseos

¿Qué tipo de consumidores somos?, ¿irracionales, racionales, impulsivos?, ¿y a la hora de comprar un coche?, ¿cómo actuamos?… Carmen García de Zúñiga dio respuesta a todas estas preguntas en nuestro último webinar… En este post te resumimos lo que Carmen nos contó y podrás ver el vídeo del seminario.

En dos siglos hemos tenidos una revolución industrial seguida de una tecnológica. En algunos foros ya se habla de una cuarta revolución cuando casi no nos hemos enterado de la tercera. Los diferentes expertos ya sean del sector de la automoción, de tecnología o de organización urbanística han sacado sus bolas de cristal para advertirnos de cómo serán de aquí a 30 años las ciudades.

El sector de la automoción ha ido creciendo año tras año, desde que Henry Ford creará la cadena de producción y eliminará las ineficiencias en el proceso de fabricación. El automóvil se convirtió en uno objetos más deseados, sobre todo en un segmento masculino. Un objeto de deseo que, casi dependiendo de la marca o del diseño, podía definir tu personalidad.

Un sector muy sensible al entorno, que representa el 8,64% del PIB y que da empleo directo e indirecto a un 8% de la población activa. Para el sector del automóvil los datos se han convertido en el petróleo para su estrategia. Unos datos vitales también para los clientes a la hora de la toma de decisión. La compra del coche se sigue haciendo hoy en día (al menos la parte final de la misma) en los concesionarios y allí es en donde siguen confluyendo la parte lógica y emocional. El hecho de poder tocar el vehículo, sentarte en él y sentir ese olor a nuevo son los momentos claves del Customer Journey.

Nos gusta conducir, pero podremos seguir haciéndolo como hasta ahora. Si Telefónica salió de la cabina con miedo a lo que podía pasar, las marcas tanto de la industria como de los operadores relacionados con la movilidad, tienen que empezar a navegar en búsqueda de otros océanos azules que no sean solamente vender. Nosotros también tenemos que salir de nuestra zona de confort, examinar de forma individual y colectiva los datos para poder cumplir nuestros deseos de movernos.