¿Cómo será la tienda del futuro?, ¿Por qué tecnologías optarán los retailers?, ¿Qué será de la tienda física?

Video Retail: Como serán las compras del futuro

Como serán las compras del futuro.

Burrow´s nos presenta cómo va a cambiar la manera de comprar en los próximos años, catálogos interactivos, holografía, realidad aumentada, personalización de escaparates, etc.. todo un nuevo mundo para sorprender al consumidor.

Duración 3,26 minutos.

Ver vídeo

Al igual que en el resto de los ámbitos de la sociedad, las nuevas tecnologías se imponen en el futuro de la distribución. Formas novedosas y más cómodas a la hora de hacer la compra harán la vida más fácil de los usuarios y distribuidores. Estas innovaciones han sido valoradas por los consumidores en el estudio “New Future In Store’son” de TNS, donde también se analiza cuáles de ellas creerán que estarán disponibles en su país pera el año 2015. El estudio se ha realizado en Alemania, Canadá, China, Estados Unidos, España, Francia, Japón y Reino Unido.

Al igual que el resto de empresas de distribución y de productos de gran consumo, las franquicias han de tener en cuenta estas nuevas formas de realizar las compras, ya que tendrán consecuencias en la creación de un nuevo consumidor para el que se tendrán que elaborar nuevas estrategias de marketing para incentivar el consumo.

Una de estas innovaciones que no tardará en llegar a los establecimientos de moda es el espejo interactivo en probadores. Este espejo consta de una pantalla digital de alta resolución con una cámara que muestra a los clientes cómo les quedan las prendas sin tener que ponérselas.

En este sentido también se está trabajando en otra novedad que facilitará la compra de prendas de vestir como es la ayuda interactiva en probadores. Con una pantalla táctil, el cliente puede comunicarse desde el probador con el personal de ventas, sin tener que ir a buscar ayuda para pedir otras prendas.

Otra tendencia a tener en cuenta será el escaneo tridimensional del cuerpo. Con esta exploración tridimensional del cuerpo del cliente se podrán realizar recomendaciones de las marcas y las prendas que pueden quedarle mejor y a la vez podrá vérselas puestas al igual que con el espejo interactivo, sin necesidad de probárselas.

Los carritos de compra inteligentes incorporan tecnología interactiva a través de una pantalla de vídeo montada en su parte delantera y permite al cliente encontrar productos, acceder a listas de compras, comprobar precios, recibir promociones y cupones y escanear las compras.

Otra innovación, pero está reformará el modo de realizar el desembolso es elpago a través de huella digital. Siete de cada diez españoles creen que en el 2015 estará en marcha esta nueva forma de realizar los pagos. El cliente podrá pagar sus compras a través de un lector de huella digital que la vincula a su cuenta bancaria o tarjeta de crédito.

Internet tampoco podía faltar en este encuentro de nuevas tecnologías al servicio del consumidor. Las nuevas redes sociales surgidas en diferentes foros de comunicación a través de la web han la inspiración de esta innovación. Una red social de compras permitirá a los clientes compartir información de sus tiendas y diseñadores preferidos, tendencias y productos imprescindibles, a través de Internet. La ventaja es que los fabricantes podrán observar las redes sociales para averiguar lo que quieren los consumidores y desarrollar esos productos.

Así surgirán los grupos de compra formados por consumidores. De este modo, los consumidores podrán formas comunidades de compra oline para sumar su poder de compra al de otros consumidores.

Los consumidores tendrán una participación mucho más activa en el desarrollo de productos, no sólo con estos grupos de compra. En el futuro aportarán más ideas y responderán a encuestas sobre productos y la forma de mejorar los ya existentes. Su opinión va a resultar aún más clave para el desarrollo de los artículos.

Tampoco el teléfono móvil podía quedarse de lado cuando se habla de nuevas tecnologías al servicio del cliente. En un futuro se llevará a cabo lainformación de ventas y productos a través del teléfono móvil. Los consumidores podrán optar por entrar en redes a través de las cuales se les enviarán mensajes sobre productos y comercios, en función del lugar en el que se encuentren.

Además, se podrá comprar a través de dispositivos móviles. Un uso ya implantado a través del teléfono móvil a día de hoy, aunque no muy practicado. Los consumidores utilizarán estos dispositivos para cursar pedidos y organizar entregas a distancia.

Otra novedad será un asistente holográfico de ventas con las cuales los clientes podrán interactuar con un holograma en la tienda que responderá a preguntas y facilitará las transacciones. Será como el dependiente del futuro al que el cliente podrá dirigirse para resolver cualquier tipo de duda sobre los productos.

Por último, señalamos la compra a través de dispositivos conectados en red. Los electrodomésticos conectados en red -como por ejemplo, las neveras- controlarán qué productos utilizan los consumidores, crearán listas de compras y se comunicarán con otros dispositivos para organizar la entrega.