marketing

Tecnología y retail: “el que no mide, no mejora”

Tecnología y retail: De la misma forma que tecnologías como Google Analytics ayudan al online retailer a conocer los comportamientos de sus clientes durante todo el procesos de conversión, las tecnologías de analítica para el mundo real como Flame, ayudan al retailer tradicional (brick and mortar stores o tiendas físicas) a saber qué está pasando en sus tiendas a nivel físico: cuanta gente entra en cada momento, cuántas de estas personas son nuevas y cuantas repiten, cómo se mueven por la tienda, dónde se paran, cuánto tiempo están dentro e incluso, cuánta gente de la que pasa por delante de mi tienda entra. Toda esta información se traduce en indicadores o KPI’s que los retailers pueden utilizar para mejorar. Y es que el que no mide, no mejora.

¿Cómo mejorará la tecnología la experiencia del cliente?

Gracias a esta tecnología, se puede mejorar la experiencia en tienda en muchos aspectos. Por ejemplo, desde un punto de vista más físico, gracias a la información que provee Flame, los retailers pueden mejorar ostensiblemente el diseño y layout (disposición física de los elementos) de sus tiendas. Haciendo éstas más fáciles y cómodas o como dirían nuestros homólogos on-line, más usables. Aspectos, como el hecho de poder encontrar más fácilmente lo que buscamos, una mejor visualización de las promociones y en definitiva, una mejor experiencia en tienda, contribuyen sin ninguna duda a un mejor proceso de conversión. No olvidemos, que la gran diferenciación, irrebatible y sostenible en el tiempo, frente al on-line, son las experiencias y Flame te ayuda a potenciarlas.

¿Qué tecnologías van a producir los próximos cambios en el mundo del retail?

Aquellas tecnologías que sean capaces de hacer un retail más eficiente desde el punto de vista del marketing y las operaciones. Es decir, tecnologías que ayuden al retailer a centrarse en el cliente. Para ello la mejor forma es la utilización de sistemas que permitan medir todo lo que pasa en tienda y esto incluye la medición de nuestras campañas de marketing y la efectividad de nuestras operaciones.