Sector retail ¿Una víctima de Internet?

Sector retail ¿Una víctima de Internet? Según la revista Invertia “cada vez que se hace una compra por internet, un dependiente de una tienda o comercio pierde su empleo”. Y añade que “los seguros, agencias de viaje, transporte, comercios pequeños, periodistas o taxistas se encuentran entre los que más están sufriendo el imparable avance de la nueva economía”.

En el artículo aseguran que, aunque Internet facilita la vida y crea riqueza, también ha destruido empleo y, en algunos casos ha devaluado los existentes. Según una investigación de McKinsey, por cada empleo que se destruye se crean 2,6.

En Flame no estamos de acuerdo con esta visión. Creemos que Internet sólo ha perjudicado a aquellos que no han sabido adaptarse a los cambios. No se puede echar la culpa a los avances porque éstos siempre van a existir. Es como si un periodista se negase a aprender a escribir en un ordenador y quisiese seguir usando la máquina de escribir. ¡Inconcebible! ¿verdad?.

El desarrollo de la economía digital ha obligado a reconvertir sectores y ha creado nuevas profesiones y desafíos sobre todo en actividades relacionadas con el turismo, en aseguradoras y en el mundo editorial y de la cultura.

El turismo, el transporte y las agencias de viaje han tenido que adaptarse y reconvertirse a cuenta de la tecnología. Las que no han sabido hacerlo han desaparecido, pues lo cierto es que para irte a París ya no necesitas acudir a una agencia, en Internet se consigue todo (billetes de tren, avión, hoteles, visita a museos…).

Otro de los sectores perjudicados es el de los  seguros. Ha ocurrido algo muy parecido a las agencias de viajes. En la actualidad en internet se encuentran todas las modalidades, coberturas, pólizas… y hasta comparadores que te dicen cuáles son los más económicos. Esta opción elimina oficinas y puestos de trabajo.

El retail se encuentra también entre las actividades que lucha por sobrevivir en este mundo de cambios. La cada vez mayor frecuencia con la que el público adquiere sus productos por internet, especialmente ropa y calzado, concentra esas decisiones consumistas en las grandes tiendas, las que tienen desarrollada dicha herramienta.

En Flame creemos que lo que tienen que hacer estos sectores que están “sufriendo” esta avalancha de novedades es adaptarse: coger lo mejor de la tecnología y aplicarlo a su mundo. Por ejemplo, en las tiendas físicas existen herramientas que ayudan a retailer a conocer mejor a su cliente para así darle lo que quiere. En una tienda física, además, el cliente puede oler, tocar, probarse las cosas, etc. Una ventaja de la que no podrá disfrutar si compra en un e-commerce.

Leer también:

Adaptarse o morir. Nuevas tendencias. Llega el Omnichannel Retailing

Omnichannel Retailing, la integración perfecta de dos mundos

7 tendencias que están cambiando el sector del retail

Omnichannel, la receta para que las tiendas tradicionales sobrevivan en la nueva era digital

Movilidad y omnichannel. Dos claves en el retail