El impacto del neuromarketing en el retail

El impacto del neuromarketing en el retail. El término neuromarketing recientemente se ha puesto de moda en España, pero lo cierto es que el análisis de la conducta del consumidor mediante el uso de los conocimientos que aporta la psicología y las neurociencias viene ya de largo, desde muchas décadas atrás.

Por ejemplo, si nos centramos en la concepción que limita el término neuromarketing únicamente al uso de aparatos para analizar con detalle el comportamiento cerebral (u otros parámetros biométricos) en relación con la conducta del consumidor y los mercados, nos encontramos que, ya en la década de los sesenta, Herbert E. Krugman publicaba su interesante estudio Brain wave measures of media involvementen el que medía ondas cerebrales producidas en respuesta a determinados anuncios (EEG –electroencefalografía–) e incluso grababa el movimiento de los ojos ante determinados anuncios (salvando las distancias y las tecnologías, es un antecedente del eye tracking). Por otro lado, en los años cincuenta ya se medían los movimientos oculares con complejos aparatos (eye tracking) y desde finales de 1800 se hacía de forma más rudimentaria.

Y ahora en 1013 llegan los mapas de calor como otra forma de entender el comportamiento de los clientes en un establecimiento: cómo se mueven, qué les atrae, qué les gusta… 

Para los comerciantes o minoristas, Flame se convierte en una herramienta muy valiosa para la toma de decisiones acerca de la colocación de productos y la distribución del suelo. Flame te ayuda a determinar qué partes de tu negocio son atractivas y calientes, y cuáles se están quedando frías y vacías. En resumen, con Flame podrás optimizar la gestión de tu negocio y tomar las mejores decisiones, basadas en datos objetivos. Es una herramienta que permite comprender el comportamiento del cliente: por dónde camina más la gente, lo que están haciendo, cuánto tiempo se quedan en un lugar determinado… Se trata de un nuevo y revolucionario software que, gracias a la tecnología de mapas de calor, ayuda a entender a tus clientes, lo que les gusta y lo que les atrae.

Fuente