Neuromarketing en el sector retail. Un recorrido desde los años 70 hasta hoy.

Neuromarketing es el análisis de la conducta del consumidor mediante el uso de los conocimientos que aporta la psicología y las neurociencias. Se trata de una ciencia que, aunque ahora está muy de moda, no es en absoluto nueva, sino que existe desde hace décadas.

En los años 70 ya se usaban aparatos para analizar con detalle el comportamiento cerebral en relación con la conducta del consumidor y los mercados. De hecho, en esta década Herbert E. Krugman publicaba el Brain wave measures of media involvementen el que medía las ondas cerebrales producidas en respuesta a determinados anuncios e incluso grababa el movimiento de los ojos ante determinados anuncios (un antecedente del eye tracking).

En 2013 surge una nueva manera de analizar y de entender el comportamiento de los consumidores. Los mapas de calor nacen como otra forma de entender el comportamiento de los clientes en un establecimiento: cómo se mueven, qué les atrae, qué les gusta. 

Varias conocidas marcas de retail españolas han probado ya esta innovadora tecnología. El rojo hace referencia a las zonas en las que ha caminado o se ha detenido más gente. Frente al amarillo – verde que muestra las zonas con menos tránsito y atención de los clientes y el azul que sugiere que casi nadie ha pasado por ahí.

Esta información puede ser muy útil para los comerciantes porque gracias a ella puede saber qué productos gustan más o llaman más la atención y cuáles son las mejores zonas de la tienda para hacer una promoción o colocar un determinado artículo. También permite la posibilidad de analizar la estrategia de pricing de la tienda. Por ejemplo, un producto que mucha gente toca pero que casi nadie compra podría ser una señal de que es demasiado caro… O quizá un artículo que nadie toca, pero que está situado en un mueble en el que el resto de productos sí tienen éxito. Lo más aconsejable sería retirarlo y buscarle una nueva posición en la que sí pueda triunfar.

Para los comerciantes o minoristas, Flame se convierte en una herramienta muy valiosa para la toma de decisiones acerca de la colocación de productos y la distribución del suelo. Flame te ayuda a determinar qué partes de tu negocio son atractivas y calientes, y cuáles se están quedando frías y vacías. En resumen, con Flame podrás optimizar la gestión de tu negocio y tomar las mejores decisiones, basadas en datos objetivos. Es una herramienta que permite comprender el comportamiento del cliente: por dónde camina más la gente, lo que están haciendo, cuánto tiempo se quedan en un lugar determinado… Se trata de un nuevo y revolucionario software que, gracias a la tecnología de mapas de calor, ayuda a entender a tus clientes, lo que les gusta y lo que les atrae.