mapas de calor

Mapas de calor, la mejor herramienta para saber cómo interactúan los usuarios con tu tienda

“Conocer los hábitos de los consumidores es clave hoy en día para ofrecer los productos y servicios adecuados a unos usuarios cada vez más exigentes”.

“Obtener estos datos es de sumo interés para los  retailers, que pueden mejorar así sus estrategias y colocar los productos de manera más efectiva”.

El gran reto para cualquier empresa que apueste por la conversión es averiguar qué es lo que quieren o buscan los usuarios en su tienda, local, supermercado, centro comercial, farmacia, etc. Para ello es totalmente necesario conocer cada perfil al detalle. Se hace imprescindible saber cómo interactúan dichos usuarios en nuestra tienda: qué es lo que ven, qué es lo que les llama la atención, qué es lo que les atrae… De un tiempo a esta parte dicha tarea requería muchos esfuerzos e investigación por parte de las empresas; sin embargo, actualmente existen herramientas verdaderamente útiles que nos pueden ayudar a acercarnos un poco más a nuestro público. Una de estas útiles y fantásticas herramientas son los mapas de calor.

¿Que son?

Los mapas de calor o heat maps son gráficos que te permiten identificar los puntos calientes de tu tienda; es decir, las zonas que atraen la atención de tus usuarios. Su forma de representación se basa en la termografía y utiliza una jerarquía de colores en la que, por lo general, los puntos de más interés se identifican con las gamas de colores cálidos (rojo, naranja, amarillo) mientras que las zonas de menor interés están representadas por las gamas de colores fríos (verde, azul, turquesa.)

De esta forma, el mapa de calor establece las ‘zonas calientes’ que existen en un local, aquellos lugares a los que los usuarios se dirigen y permanecen con mayor frecuencia, es decir, los lugares que más les gustan y más les llaman la atención.

Para la confección de mapas de calor, Flame utiliza cámaras de vídeo IP. La gran ventaja de utilizar cámaras para la confección de mapas de calor radica en la exactitud que aporta el video, llegando a poder analizar incluso el movimiento y levantamiento de productos.

Tipos de mapas de calor

Hay dos TIPOS de mapas de calor:

Mapas de tráfico: Nos indican por donde transita la gente y nos dan una idea de cómo se mueve por nuestra tienda. Este tipo de mapa sirve fundamentalmente para ayudarnos a configurar el layout o diseño de nuestra tienda, identificando por tanto, zonas de mayor tránsito.

Mapas de ACTIVIDAD: Nos indican donde se para más la gente y nos sirven para identificar aquellas áreas zonas de mayor interés. Ver si una promoción está funcionando o si una determinada zona, aunque sea de paso, es de interés o no.

Los mapas de calor te ayudarán a…

–          Colocar de forma adecuada los productos

Varias conocidas marcas de retail han probado ya esta innovadora tecnología. Y es que esta información puede ser muy útil para los comerciantes porque gracias a ella pueden saber qué productos gustan más o llaman más la atención y cuáles son las mejores zonas de la tienda para hacer una promoción o colocar un determinado artículo.

–          Encontrar un diseño óptimo

Como ya explicamos, gracias a los mapas de calor es más fácil tomar decisiones sobre el diseño de una tienda o tienda, realizar cambios, y después volver a medir los resultados hasta encontrar un diseño óptimo.

–          Analizar la estrategia de pricing

También permite la posibilidad de analizar la estrategia de pricing de la tienda. Por ejemplo, un producto que mucha gente toca pero que casi nadie compra podría ser una señal de que es demasiado caro… O quizá un artículo que nadie toca, pero que está situado en un mueble en el que el resto de productos si tienen éxito. Lo más aconsejable sería retirarlo y buscarle una nueva posición en la que sí pueda triunfar.

–          Administrar expositores y escaparates

Gracias a los mapas de calor es más sencillo fijar los puntos calientes y fríos de nuestra tienda y saber a cada momento cómo se comportan los clientes, cuáles son las zonas más visitas… Actuar en consecuencia es una obligación que nos ayudará a administrar nuestros expositores y artículos, dar a los clientes las promociones que mejor funcionan o destacar aquellos productos que mejor se venden.