La tecnología sin control no sirve de nada

Para encontrar el producto óptimo debemos realizar un análisis exhaustivo que, a posteriori, nos permita buscar, adquirir e implantar la mejor solución para nuestra empresa. No os perdáis el post de Jonathan Solís, CEO de Flame analytics.

¿Dónde reside el éxito de un proyecto? Buena pregunta, estaréis pensando… Pues, haciendo un guiño al mundo del motor del que soy un gran entusiasta, encuentro una respuesta. En concreto en una frase mítica que en su día hizo célebre un reputado fabricante de neumáticos.: la potencia sin control no sirve de nada. Y me explico…

Veréis, a lo largo de mi carrera profesional en el sector tecnológico, he tenido que aplicar esta máxima en muchos clientes, en diferentes contextos y sectores. Por supuesto, el retail no es ni mucho menos ajeno a esta filosofía. Y es que, en ocasiones, los clientes, animados por las modas, por el entusiasmo o por la ansiedad de un política de transformación digital muy agresiva, nos solicitan implantaciones de Flame muy avanzadas, tanto tecnológicamente como a nivel de madurez interna de sus procesos.

La transformación digital debe empezar por un análisis exhaustivo de la madurez de mi organización, nuestros recursos y hacia dónde queremos ir

Y precisamente porque no todos los clientes necesitan una implantación tan completa ni tan avanzada, es vital contar con un producto que sea modular, muy completo y sobre todo que sea escalable. Tenemos que pensar que un producto de estas características va a orquestar los procesos principales que son los que van a determinar en gran medida el éxito de nuestra organización y que determinarán una gestión del cambio óptima.

Por estas razones y con toda la humildad posible, mi recomendación es comenzar esta parte del proceso de transformación digital realizando un análisis exhaustivo sobre nuestro punto de partida:

    • En qué punto de madurez se encuentra mi organización,
    • Con qué recursos y sistemas cuenta,
    • Hacia dónde quiere ir,
    • Y qué objetivos y qué KPI’s necesito.

Es vital contar con un producto que sea modular, muy completo y sobre todo que sea escalable

Con esta composición de lugar y con la debida diligencia, podremos pasar a la siguiente fase de búsqueda, adquisición e implantación del producto que cuente con las tecnologías y características necesarias. Aquí es donde es sumamente importante acertar en la selección. Por ello, y con ánimo de echaros una mano, os traigo estas siete recomendaciones que os ayudarán a encontrar el producto o la solución ideal.

  • Que sean productos completos: Es decir, que cubran todos los aspectos medibles. En este caso, del comportamiento de nuestros clientes durante todo el “customer journey” desde el On-line hasta el Off-line.
  • Que usen el mejor mix de tecnologías: Para cada aspecto medible hay una tecnología óptima de medición. De la misma forma que un coche deportivo no es la mejor opción para ir por la montaña, el Wifi Analytics no es la mejor tecnología para medir con alta precisión el tráfico de una tienda.
  • Que se integren con el mayor número de marcas: El agnosticismo tecnológico te asegura minimizar la inversión, hacer roll outs de forma eficiente y poder reutilizar la infraestructura para otros fines. Utilizar tecnología sensórica estándar es una apuesta segura.
  • Que sea modular: Es muy importante adquirir un producto que nos permita empezar en un fase acorde con nuestro estado de madurez y que luego nos deje ir creciendo con la organización. Por tanto, el producto ha de ser potente en su concepción.
  • Que sea ágil: La agilidad ha de implicar sencillez (que no simplicidad) tanto en la implantación como en el uso diario de la tecnología. Esto nos ayudará tremendamente en la gestión del cambio.
  • Que tenga detrás un equipo comprometido y capaz: Que nos brinde un buen asesoramiento y acompañamiento. Pocos productos tecnológicos requieren de equipos tan multidisciplinares. Se requieren expertos en retail, expertos en Big Data, expertos en sistemas embebidos, analistas de datos, etc.
  • Con experiencia y referencias: Todos sabemos de la importancia de la experiencia. Las empresas de tecnología aprendemos de nuestros clientes en el día a día y es la única forma de aprender y luego poner los conocimientos en valor.

Existe un Flame a medida de cada cliente

Aconsejar a un cliente es un acto de mucha responsabilidad. Por esta razón, es necesario actuar con empatía, siempre emitiendo recomendaciones basadas en la experiencia, la honradez e imaginandonos como si la empresa del cliente fuese la nuestra.

En Flame tenemos la suerte de contar con un producto que nos lo pone tremendamente fácil a la hora de ayudar a nuestros clientes y estamos muy orgullosos de poder decir que existe un Flame a medida de cada cliente, que ajusta la potencia tecnológica a cada momento del cliente y el tipo de terreno. Y es que, la tecnología sin control no sirve de nada, ¿verdad? 😉

Un post escrito por Jonathan Solís, CEO de Flame analytics