cliente

La tecnología emociona al cliente

Un artículo de opinión de nuestra marketing manager, Lucía G Ramos, en el que se analiza el retail de hoy en día, un retail que más que nunca busca ofrecer una experiencia de cliente única y en donde la estrategia se focaliza en el cliente, en lograr emocionarlo y enamorarlo.

En los últimos años, muchas han sido las herramientas que han surgido en en el sector retail con el objetivo de conseguir una experiencia de cliente única. Vivimos en una nueva era en la que la estrategia se focaliza más que nunca en el consumidor, en lograr emocionarlo y enamorarlo, y en la que la tecnología es, sin duda, el eje transformador de la experiencia del mismo.

¿Cómo se emociona al cliente?

El retailer de hoy en día tiene que ser sobre todo honesto y transparente, ha de ser capaz de reconocer sus errores, y ha de transmitir amor y pasión en lo que hace. Pero por encima de todas las cosas, debe llevar a cabo todas sus estrategias pensando siempre en el consumidor (customer centric) y en las expectativas de éste. ¿Qué espera el cliente de nosotros? Pues, sea lo que sea, debemos dárselo, debemos construir una experiencia de compra personalizada y eficaz y esto sólo lo lograremos a través de la tecnología. La tecnología es, en el contexto actual, un elemento que hace posible y que facilita la adaptación a todos estos cambios. En definitiva, un elemento que nos ayuda a emocionar al cliente.

La tecnología ha cambiado la relación con el cliente y, como ya hemos dicho en muchas ocasiones en Flame, aquellas empresas que se adapten mejor al mundo digital serán las que triunfen. Es decir, aquellas que, aprovechando los motores de la inteligencia artificial y el Big Data, se anticipen y comiencen a medir y a tener una visión íntegra del customer journey, serán las que lograrán tomar las mejores decisiones y las que destacarán.

Un buen producto no es nada sin una buena experiencia de marca

En este sentido, la información proporcionada por el Big Data resulta vital, puesto que nos permite medir, un factor clave de nuestras estrategias. Existen multitud de herramientas, ya sean de tipo cognitivo o de analítica pura y dura, que, gracias a las mediciones, nos ayudan a mejorar nuestros resultados. Soluciones que nos dan a conocer todo el ciclo de vida del cliente durante el proceso de compra y que nos advierten de los obstáculos que éste se puede encontrar.

Está claro que la tecnología ha transformado el retail. Las tiendas han cambiado, el consumidor ha cambiado y ahora el producto ya no es suficiente para liderar el mercado. Hoy en día, el producto no es nada si no lo completamos con una emotiva y maravillosa experiencia de marca.

Lucía G RamosLucía G Ramos, Marketing manager de Flame analytics.