La importancia del mapa de calor para las conversiones

La importancia del mapa de calor. Muchos expertos en publicidad lo tienen claro: el mapa de calor es una de las herramientas más útiles a la hora de mejorar considerablemente los índices de conversión.

Dependiendo de cómo distribuimos los productos, las estanterías, las mesas, los mostradores, etc nos estamos jugando la visibilidad y, como consecuencia, que el usuario se acerque o camine por un determinado pasillo o zona, es decir, que se interese por lo que le ofrecemos.

Para saber llamar la atención de la persona que llega a nuestra tienda y dirigirle hacia donde queremos que acceda contamos con la ayuda de mapas visuales que muestran de una manera gráfica cómo se mueven los clientes, indicándonos en tonos rojos las zonas donde se mueven más y en tonos fríos (azules) en las que se mueven menos.

De este modo, podemos saber dónde y cómo colocar los productos. Este análisis nos ofrece también los patrones de comportamiento respecto las áreas de la tienda donde el usuario está con mayor frecuencia. Asimismo, indica los lugares donde la gente pasa más tiempo.

Este tipo de herramienta que existe desde hace años en el mundo de las páginas web es ya una realidad en el mundo físico (brick and mortar) y es posible gracias a herramientas como Flame Retail Analytics.

Un análisis que, en el caso de Flame, no sólo se lleva a cabo con mapas de calor… También incorpora cuenta personas, wifi tracking y una API de importación de ventas con la que se pueden averiguar ratios de conversión.