La estrategia omnichannel impulsa las ventas del retail

La estrategia omnichannel impulsa las ventas del retail. Hoy en día ya nadie tiene dudas: El comercio online tiene efecto sobre el comercio tradicional”. Según el estudio ‘La Oportunidad Omnicanal’, realizado por Deloitte la adopción de una estrategia omnicanal por parte de retailers puede hacer aumentar la facturación de comercios y marcas.

Una de las conclusiones del estudio es que las ventas online complementan a las realizadas en tienda física ya que cada vez es más habitual que los consumidores utilicen una combinación de varios canales a lo largo del proceso de compra; es lo que se llama omnichannel y consiste en que los comercios minoristas pueden llegar a  los consumidores tanto desde sus establecimientos físicos, como a través de tiendas online, aplicaciones móviles, programas de vales de descuentos, plataformas de comercio electrónico de terceros, redes sociales, venta por catálogo o también a través de centros de atención telefónica.

En España el mercado minorista online y móvil tiene un valor estimado de 7.700 millones de euros, lo que representa aproximadamente el 3% del gasto total realizado en comercios minoristas. Tomando como ejemplo el sector “Moda” en España, alrededor del 6% de las ventas del mismo no se realiza en establecimientos físicos, sino a través de nuevos canales online, porcentaje que alcanza un valor aproximado de 900 millones de euros. De esta cifra, aquellos minoristas de primer nivel que dispongan de presencia omnicanal pueden obtener hasta 300 millones de euros.

Una de las ventajas del comercio omnicanal es que fomenta las ventas más allá de las fronteras. En este sentido el estudio recoge que un tercio de los compradores online españoles han realizado compras transfronterizas en alguna ocasión, cifra que ha aumentado alrededor de un 19% cada año desde 2008, y que se prevé que crezca aún más en los próximos cuatro años

El estudio recalca que la estrategia omnicanal es clave para llegar a los “súper compradores”, que son el doble de propensos a utilizar el móvil como parte de su proceso de compra, y un 30% más proclives a documentarse a través de Internet antes de visitar una tienda física. Este perfil de consumidor investiga con el fin de descubrir cuál es el canal que le ofrece una propuesta óptima, teniendo en cuenta el inventario disponible, su precio, o la flexibilidad de compra.