Integración del marketing online y offline en el retail

Integración del marketing online y offline en el retail. Los canales online y offline muchas veces aparecen separados, como dos realidades distintas, casi opuestas… Es la hora de dar el gran salto: lograr que el on y el off se integren a la perfección para transmitir una imagen única de marca. ¿Esto qué significa? Pues hablamos de tiendas físicas, e-commerce, webs, redes sociales, blogs, apps… Todos y cada uno de los canales en los que las marcas están presentes.

Y es que así lo han señalado ya en muchas ocasiones los expertos: El futuro del retail pasa por aquellas marcas que trabajen bien la integración de sus diferentes canales. Y esa integración consiste en incorporar lo mejor del on en el off, y viceversa, para tratar de ofrecer a los clientes una experiencia que posicione a la marca en su top of mind.

Como ya te avanzamos en otros posts la movilidad y el omnichannel son claves en el retail y esto es así porque ya se ha probado que la estrategia omnichannel impulsa las ventas del retail. Ya sabéis, el Omnichannel retailing o multicanal, un nuevo término que consiste en que el retailer se va a dirigir al cliente a través de muchos canales diferentes.

¿Cómo lograr la integración?

El reto lo tienen realmente los comercios físicos, amenazados por fenómenos como el showrooming, que deben adaptarse a un nuevo cliente que siempre está conectado y ofrecerle la posibilidad de conseguir más información sobre los productos que le interesan, conocer las opiniones de otros usuarios o finalizar la transacción de la forma más cómoda. Todo esto tiene un enfoque de experiencia óptima que marque la diferencia.

Cada vez es más frecuente realizar consultas a través de nuestros smartphones para recoger información sobre aquello que nos interesa (según un estudio de Nielsen el 63% de los usuarios de teléfonos inteligentes los utilizan para comprobar precios). ¿Y quién no ha recurrido a aplicaciones de mensajería como Whatsapp para enviar la foto de un producto a alguien de confianza y que esta forma nos dé su opinión sobre si debemos comprarlo o no?

 

La conclusión es que hay que saber aprovechar las oportunidades que nos brinda el mundo digital y aplicarlas en el tradicional. Ambos tienen que estar integrados y colaborar entre ellos. Al fin y al cabo, lo digital y físico son complementarios, no son competencia y si coges las ventajas de cada uno de ellos el éxito está asegurado. Y así, de esta manera, el retail tradicional, el de toda la vida, sobrevivirá. La revolución está a la vuelta de la esquina ¿Te la vas a perder?