Trend Watch: Bringing The Mobile Retailing Experience In-Store With Beacon Technology

¿Eres de los que busca información online y luego compra en tienda? ¡Eres un ROPO! Te lo explicamos

No te hemos insultado, ¿eh? ROPO significa Research Online Purchase Offline, es decir: búsqueda de información online y adquisición en tienda. Ser ROPO es hoy en día bastante común, ya que muchos buscamos en la web, nos informamos, consultamos en foros, comparamos y finalmente vamos a la tienda física para comprarlo. Y es que, sobre todo en el caso de algunos productos concretos, seguimos queriendo verlos antes de comprarlos, probarlos, tocarlos, olerlos, sentirlos antes de adquirirlos.

ComScore, una compañía investigadora de mercados ha encuestado a un millón de norteamericanos con este resultado:

  • El 42% de los que buscaron online compraron online.
  • El 34% de los que buscaron online compraron offline (ROPO).
  • El 21% buscó online, acudió a la tienda, comprobó el producto pero terminó comprando online (ROPO invertido).
  • El 12% buscó primero en la tienda y luego compró online (ROPO invertido).
  • El 7% compró en tienda y luego buscó el producto en web.

Un 34% es una cifra más que considerable.Y es que estos consumidores ROPO necesitan ver primero lo que compra. Algunos lo llaman ‘influencia web’ en el comercio tradicional y generó en 2011 en el mercado norteamericano 1,13 billones de dólares en ventas el año pasado, el 44% de todas las ventas.

La conclusión es evidente: aunque tu negocio no sea un e-commerce, la presencia online de tu marca es vital. Por si no estás convencido, toma nota de este otro dato: el 45% de los clientes ROPO afirma que cuando se traslada a la tienda, compra más artículos de los que ha visto en la web.

Por lo tanto, aquí volvemos a hablar del Onmichannel:

  • El consumidor de hoy en día lo quiere todo. Por un lado, quiere las ventajas de lo digital: más variedad de productos, más información, tener opiniones de otros usuarios… Pero, por otra parte, quiere las ventajas de lo tradicional: el servicio personal que se da en una tienda, el poder tocar un producto con las manos, olerlo…
  • Hay que lograr que para el cliente ir a una tienda sea divertido como ir al cine o a cenar. Una experiencia que no podría conseguir vía online. La revolución está a la vuelta de la esquina ¿Te la vas a perder?

Fuente de este artículo