El retail y el e-commerce se hacen amigos

El sector del comercio está cambiando a un ritmo vertiginoso. Cada vez más,  los papeles se intercambian entre el comercio tradicional y el e-commerce, y ya es un hecho, que el retail y el ecommerce se hacen amigos.

Ya os hemos hablado anteriormente del showrooming que consiste en mirar y probar un producto en las tiendas físicas para luego terminar adquiriéndolo vía online. El Online Instore, es un concepto similar, ya que ofrecemos al cliente la posibilidad de ver, tocar y comprobar el producto en primera persona antes de decidirse a la compra.

Algunas tiendas de moda online  han probado la experiencia del Online Instore, que combina el retail en tienda física con el e-commerce, para proporcionar diversidad de alternativas al consumidor y que vean y prueben sus artículos insitu.

Las grandes cadenas textiles se han lanzado al terreno online apoyadas en su red de tiendas físicas aprovechando el fuerte crecimiento del comercio online. Conscientes de esta realidad, cada vez más tiendas online apuestan por la multicanalidad inversa ofreciendo un espacio físico a tiendas y marcas de moda online. En él, las tiendas dedicadas al e-commerce pueden exponer sus productos para que sus clientes puedan verlos, tocarlos y probárselos. Cuando haya decidido su compra, el consumidor sólo tiene que escanear el código QR de la etiqueta de la prenda con su móvil o con los tablets disponibles en la tienda y comprarlo online directamente desde la web.

Este sistema resulta especialmente útil para la gente que esté de turismo y quiere que le lleven sus comprar a casa, y no facturarlo en su equipaje de vuelta.

Cada vez son más las facilidades que tenemos los clientes para acceder a los productos, opciones para todos los gustos y estilos de compra, en un sector cada vez más exigente.

Fuente