como se comunica en rebajas

Cómo vender más y mejor en rebajas

Estamos en época de rebajas y es, sin duda, el mejor momento para vender más en nuestros negocios. Eso sí, bajar los precios no debe implicar en ningún caso bajar la calidad de nuestros productos o de nuestra atención al cliente. Rebajas en precios no equivale a rebajas en calidad. Hoy os traemos algunos consejos para sacar partido a esta época y vender más y mejor. Esperamos que os resulten útiles. ¡Felices rebajas!

Señalizar y colocar los productos de forma óptima

Debes crear ambiente de rebajas, es decir, que se note que tu tienda tiene precios especiales, que no es un día cualquiera. Tu comercio en rebajas no debe pasar desapercibido. Para ello, lo mejor es que señalices bien las ofertas y que organices de forma óptima los productos. No sólo hablamos aquí de escaparate, que también, ya que éste es nuestra carta de presentación y lo primero que va a ver el cliente cuando pase por la calle frente a nuestra tienda, sino que hablamos también del interior de la tienda.

Fidelizar. Hacer que el cliente repita

Ahora ya tienes bien señalizada tu tienda y los productos bien colocados en las zonas calientes de la misma. Bien. Pues es el momento de revisar tus estrategias de fidelización. Y es que en este periodo de rebajas es importante que logres captar a nuevos clientes y que los conviertas en fans de tu marca. Las rebajas son, por encima de todo, un periodo fantástico y una gran oportunidad para poner en marcha estrategias de fidelización. Antes de nada, sería interesante saber cuál es actualmente tu tasa de fidelización, es decir, qué porcentaje de tu clientela es fiel y cuál no lo es. De esta manera, con este dato en mente, puedes llevar a cabo acciones que te permitan aumentar dicha tasa. Existen muchas formas de fidelizar a un cliente: una buena atención al cliente es sin duda una de ellas y quizás la más efectiva. Proporcionar una experiencia en tienda agradable y divertida es otra. Al final ir de tiendas tiene que ser algo placentero, ya que es lo único que nos va a hacer “ganar” a la tienda online en donde el cliente no puede conversar, tocar, oler, probar lo que compra. Te invitamos a que decores tu tienda con gusto, que seas amable con los clientes, que les ayudes y les aconsejes, que siempre intentes ir más allá, ofrecer ese extra que te diferencia sin duda de tu competencia. Si lo logras tendrás un cliente para siempre. Y es que muchos retailers creen que las rebajas son sólo un buen momento para vender más (OJO que también) Pero también son el momento ideal para fidelizar a los clientes. No lo olvides.

Gestionar horarios: apertura, cierre, descansos, etc.

Por ejemplo, si sabemos que las 4 de la tarde es una hora punta en donde tendemos a recibir muchísimas visitas, pues reforcemos el personal a esa hora. En vez de dos empleados, vamos a poner a 4. Sin embargo, a primera hora, que sabemos que no van a visitarnos muchos clientes podemos simplemente dejar a una persona al cargo. Y es que por muy buenos precios que tengas, si no gestionas bien este tema es probable que tengas una alta tasa de rebote, es decir, mucha gente que te visite pero que se vaya sin comprar porque no quiera hacer tanta cola o porque no tenga hueco para probarse lo que quiere comprar. Sé que no es algo sencillo ya que a veces en esta época hay una gran saturación de clientes, pero si trabajamos con cierta previsión, lo vamos a gestionar mucho mejor.

Comunicar

Vuestra marca no deja de comunicar porque los precios hayan bajado. Sigue transmitiendo una imagen, sigue hablando a los clientes, sigue viva y, de hecho, quizás más viva que nunca, ya que está recibiendo más visitas que en otros periodos. En los ejemplos veis las típicas cosas que vemos en rebajas y que jamás debéis hacer en vuestras tiendas. Por favor, rebajad los precios, pero no rebajéis vuestra marca. Seguid cuidando la decoración, seguid organizando los estantes y las perchas, seguid ofreciendo una buena atención al cliente y un producto de calidad, porque si no lo hacéis estaréis perdiendo una gran oportunidad y estaréis comunicando de forma errónea. Estaréis dando una imagen equivocada de vuestro producto, algo que pagaréis caro.

Ser diferente

La clave de todo es ser diferente, ofrecer a tu clientela algo que ningún otro está ofreciendo. Parece complicado, pero no lo es tanto. A veces es sólo cuestión de echarle ganas e imaginación. Si ninguna marca quiere parecerse a otra el resto del año, no tendría que ser una excepción en esta época. Es más, puede llegar a ser muy buena oportunidad conseguir diferenciarse de la competencia durante las rebajas. En rebajas además, hay más tránsito de personas de lo normal entrando en las tiendas. El consumidor es exigente durante todo el año y no se conforma con los descuentos. También quiere ver campañas donde brinde la creatividad y la diferenciación de marca a la que le tienen acostumbrado.

Medir la conversión

Y vamos con un último consejo sin el cual nada de esto tendría sentido. Porque al final todos los consejos anteriores tienen un mismo objetivo: aumentar la conversión de la tienda: es decir vender más, rentabilizar nuestro negocio. Por eso te recomendamos que siempre, siempre, midas la conversión. OJO no sólo de ventas, recuerda que también debes medir la conversión de las personas, cuántas entras, cuántas compran, cuántas fidelizas, etc. Hay muchas cosas que puedes medir en rebajas: el número de visitas que entran en tu tienda, cuánto tiempo pasan dentro, por qué zonas se mueven, qué compran, cuánto gastan, si son fieles o no, ticket medio, tasa de captura, engagement, etc. Tus acciones tienen unos resultados que pueden ser buenos, malos o regulares, pero si no los mides nunca lo sabrás.