layout

Cómo colocar los productos gracias a los mapas de calor

La colocación de los productos dentro de los locales es esencial para el buen funcionamiento de éstos. Existen multitud de factores a tener en cuenta para colocar los productos correctamente y generar más ventas.

Para ordenar los productos de la forma más adecuada es muy importante fijarnos en ciertos criterios. En las tiendas existen las llamadas zonas frías y zonas calientes.

Hablamos de zonas calientes cuando nos referimos a aquellas puntos de la tienda por donde más clientes pasan, las zonas más transitadas de nuestra tienda, mientras que las zonas frías son aquellas por las que, por ser menos visibles o más apartadas, pasan menos clientes.

Una vez identificadas estas áreas, debemos saber qué tipo de producto colocar en cada una.

Zonas calientes: En las zonas calientes es aconsejable colocar aquellos prodcutos cuya venta queramos potenciar. También es acosejable colocar ahí los productos de compra imprevista o por impulso, dado que el deseo de compra surgirá al pasar el cliente cerca del producto y verlo.

Zonas frías: En las zonas frías debemos colocar productos de compra frecuente, productos que hagan a los clientes acceder a esas zonas, por ejemplo los bienes de primera necesidad. También colocaremos en las zonas frías los productos de compra prevista, que el consumidor ha planeado adquirir, con el fin de “dirigir” a los clientes hacia puntos concretos de la tienda.

Pero, ¿cómo identificar esas zonas?

La respuesta a esta pregunta nos la dan los mapas de calor.

Los mapas de calor son gráficos que te permiten identificar los puntos calientes de tu tienda. Su forma de representación se basa en la termografía y utiliza una jerarquía de colores en la que, por lo general, los puntos de más interés se identifican con las gamas de colores cálidos (rojo, naranja, amarillo) mientras que las zonas de menor interés están representadas por las gamas de colores fríos (verde, azul, turquesa.)

De esta forma, el mapa de calor establece las ‘zonas calientes’ que existen en un local, aquellos lugares a los que los usuarios se dirigen y permanecen con mayor frecuencia, es decir, los lugares que más les gustan y más les llaman la atención.

Para la confección de mapas de calor, Flame utiliza cámaras de vídeo IP. La gran ventaja de utilizar cámaras para la confección de mapas de calor radica en la exactitud que aporta el video, llegando a poder analizar incluso el movimiento y levantamiento de productos.

 

SEGÚN GARTNER, LOS MAPAS DE CALOR PROVOCARÁN UNA SUBIDA DEL 5% DE LAS VENTAS EN 2015

4 VENTAJAS DE LOS MAPAS DE CALOR EN EL SECTOR RETAIL

MAPAS DE CALOR, LA MEJOR HERRAMIENTA PARA SABER CÓMO INTERACTÚAN LOS USUARIOS CON TU TIENDA

 

Fuente