beacon

Beacons, un futuro lleno de posibilidades

¿Qué son los beacons? Un beacon es un pequeño dispositivo (como una moneda de 50 céntimos de euro) que emite una señal cuyo alcance máximo es de 50 metros, que es única para cada aparato y que puede ser localizada por otro dispositivo rastreador. El significado de ‘beacon’ en castellano es baliza, y como tal lo que hace es definir una localización en el espacio en base a la señal emitida de modo que desde un ‘smartphone’ que tenga instalada una aplicación rastreadora se detecte dicha señal.

A partir de esta premisa, se pueden configurar los valores de la señal para que quien los detecte sea enlazado a un determinado mensaje (de texto, multimedia o combinación de ambos) que aparecerá en la pantalla del móvil.

Ya lo están usando….

Por ejemplo, si tenemos una aplicación rastreadora instalada y el Bluetooth del ‘smartphone’ activado y entramos en la tienda Macy’s de Nueva York, el teléfono detectará las ofertas y la información adicional de cada producto, cuando accedamos al campo de alcance de los ‘beacons’ correspondientes. Por supuesto, estos ‘beacons’ han sido configurados por el personal del establecimiento y colocados en los sitios convenientes.

Otra tienda que ha incorporado los ‘beacons’ es la que tiene Apple en la misma ciudad estadounidense. Pero por el momento, son muy pocos más los ejemplos de comercios y servicios que utilizan ‘beacons’ para ofrecer información y ofertas adicionales.

Un futuro lleno de posibilidades

A pesar de la poca penetración que tiene todavía esta tecnología, sus posibilidades son enormes y han levantado grandes expectativas. Por ejemplo, en el caso de los museos, estos dispositivos podrían informar de cada obra de arte al acercarse el usuario a ellas. En la administración, podrían guiarnos al sitio donde tenemos que hacer una determinada gestión, o nos informarían de los transportes públicos disponibles a menos de 50 metros de nuestra posición. En los comercios o incluso en la calle, nos podrían lanzar ofertas, publicidad, o guiarnos a determinados lugares de nuestro interés.

Ventajas y desventajas

  • La activación de la conectividad Bluetooth consume mucha menos batería que el modo GPS, de modo que si estamos, de turismo y lejos del hotel, no tendremos que ir a recargar la batería.
  • Al ser una tecnología independiente de la red de datos (la localización por GPS en el móvil no lo es), podemos usarla en el extranjero para informarnos de eventos y lugares de interés, sin temer por el coste del roaming de datos.
  • Se trata de una tecnología que, a diferencia del GPS, sigue funcionando dentro de los edificios con gran precisión, lo que se conoce como geolocalización ‘indoor’.
  • También, gracias a su corto alcance, permiten saber con más exactitud la oferta cultural o comercial que tenemos a nuestro alrededor, sin tener que ver información de lugares que quedan demasiado lejos de nuestro radio de acción

También tienen sus desventajas: precisan de aplicaciones instaladas para funcionar, hay que tener el Bluetooth activado (lo que a la larga consume energía) y su utilidad depende de la voluntad de terceros de colocar y configurar los dispositivos. Que Apple se decidiera a activar esta funcionalidad en sus dispositivos podría ayudar a que se consolidaran como tendencia no solo comercial, sino para mejorar los servicios públicos en general.

¿Cómo mide Flame la presencia en tienda? Las claves del WiFi tracking

¿Qué es ‘iBeacon’ y para qué sirve?

Smartphones en retail ¿Oportunidad o amenaza?

 

Fuente de esta noticia