layout

7 técnicas para mejorar la ubicación de tus productos

Una pregunta que a menudo se hacer muchos comerciantes es cómo localizar lugares estratégicos para ubicar sus productos. Y es que esta decisión es sumamente importante y hay que saber que existen puntos denominados “calientes” y “fríos” en relación al consumo del cliente.

El departamento de marketing de las tiendas trabaja a conciencia para ubicar de forma correcta los productos en los espacios, de forma estratégica. Esto es la un arte o una ciencia, la de saber detectar los emplazamientos más adecuados en el contexto de las superficies comerciales.

Otra pregunta podría ser cómo detectar cuáles son las zonas calientes y frías de una superficie comercial. En este caso la respuesta es fácil: con mapas de calor instalados en las cámaras de la tienda. Mapas de calor.

Cuando hablamos de las áreas denominadas “calientes”, nos referimos a los puntos de venta donde el paso de los consumidores potenciales es superior a la media de la zona; en contraste, los puntos “fríos” son aquellos con menor tránsito de clientes que la media. El objetivo, por lo tanto, es el mantener los puntos calientes y transformar los fríos. Para lo cual, se deben seguir ciertas técnicas que nos da este artículo:

1. Cuando hablamos de un supermercado es mejor que los productos “básicos” estñen en zonas frías. Es decir: carnes, verduras, lácteos.

2. Hay que iluminar más intensamente la zona.

3. Montar un stand con degustaciones del producto es siempre buena idea.

4. Cubrir esa zona de espejos, ya que refleja más la luz y atraen la atención del consumidor.

5. Es muy efectivo, activar una promoción de manera regular.

6. Los clientes acostumbran recorrer la tienda en el sentido contrario a las agujas del reloj, por lo que al entrar por la derecha es muy probable que lleguen hasta el fondo a la izquierda y vean todas las prendas o artículos.

7. En caso de disponer de dos puertas, es recomendable usar una como entrada y otra como salida. Esta adecuación obligará a los clientes a recorrer todo el establecimiento para salir; Ikea sería un ejemplo de esto.

Fuente