Imagen de: http://www.yolattaescaparates.com/blog/galeria-fotos-concurso-escaparates/ii-concurso-de-escaparates

7 Consejos para que tu escaparate atraiga más miradas

Es muy importante si eres dueño/a de un negocio (tienda, local…) que cuides mucho lo que pones en tu escaparate y cómo lo pones. Muchos retailers no le dan importancia a su escaparate y caen en el error de crear espacios aburridos, abarrotados de cosas y poco o mal iluminados. Cuidar el escaparate no es algo costoso, se puede hacer con un poco de imaginación y sin casi nada de inversión. Hay que intentar que nuestra ventana no pase desapercibida y para lograrlo hoy te traemos en Flame algunos tips. ¡Toma nota!

1. Narra una historia. Cuanto más tiempo se queden mirando tu escaparte mejor, porque más opciones tendrás de que esos usuarios acaben entrando en tu tienda y quizás comprando. Por ello, no te limites a poner simples adornos, intenta realizar un montaje a través del cual cuentes una historia.

2. Piensa en la mirada de los usuarios. Los transeúntes tienden a mirar los escaparates a la altura de sus ojos. Es decir, normalmente no van a mirar hacia arriba ni hacia abajo, por ello, cuando diseñes tu historia, intenta centrar lo más importante en ese lugar, para que sea lo primero que vean. Si logras que se detengan quizás luego ya miren hacia otros sitios (las esquinas, el techo, etc)

3. Factor sorpresa. Si logras sorprender al posible clientes ya has logrado mucho. Esto lo puedes conseguir, por ejemplo, agregando al escaparate un elemento que no se espera o que, en principio, no pinta mucho en tu negocio. Si llamas la atención o haces gracia al usuario es muy probable que se quede con el nombre de tu negocio y que te visite en ese momento o quizás más adelante.

4. Hazlo tú mismo/a. Las manualidades están de moda y a la gente le encanta ver cosas hechas por otras personas. Elementos pintados, cortados, pegados, de lana, de cartón, con fotos, etc. Intenta personalizar tu escaparte y que no sean igual ni parecido a otros escaparates de la ciudad o del barrio. Si les pones tu toque personal seguro que aciertas.

5. Sé simple. No te  compliques. No hace falta que pongas cientos de cosas en el escaparate. De hecho, es más bien todo lo contrario. Selecciona aquellos elementos que te interese desatacar, unos pocos, y colócalos en tu ventana. No pongas todas las chaquetas, con una basta. Muchos escaparates están tan repletos de productos que los transeúntes no saben ni hacia donde mirar.

6. Actualiza a menudo. No dejes el mismo escaparate semanas y meses, intenta cambiarlo con cierta frecuencia. Una vez por semana, cada dos semanas, etc. Intenta además fijarte una periodicidad. Es decir, si decides cambiarlo cada 15 días, cumple siempre esa fecha porque así las personas que pasan por delante sabrán cuando toca cambiar el escaparate y estarán atentas a tus novedades y sorpresas.

7. La iluminación es muy importante. Iluminar tus escaparates no debe quedar en segundo plano. Asimismo, debes evitar poner la luz justo encima del producto, debido a que esto hace sombras. Intenta usas la iluminación para enfatizar los puntos focales e incluso puedes poner reflectores que se mantengan encendidos incluso de noche cuando ya cerraste.

Tener un escaparate atractivo y atrayente es vital para atraer miradas y atraer visitas a tu tienda. Seguramente pasen frente a tu local cada día decenas, cientos o incluso miles de personas (depende de en qué ciudad te encuentres y, por supuesto, en qué calle se ubique tu negocio). De ese total de transeúntes habrá cierto porcentaje que pase de largo y habrá otro tanto que entre.¿Por qué entran esos posibles clientes a tu tienda? En muchos casos puede ser porque ya te conocen, conocen tus productos y quieren ir a comprar algo concreto. Pero en otros casos entrarán porque algo les ha llamado la atención: una promoción interesante, descuentos, rebajas o un escaparate que les ha enamorado.