Experiencia de compra

6 Trucos para mejorar la experiencia de compra de nuestros clientes

El objetivo de cualquier retailer hoy en día es lograr que el cliente se sienta dentro de su negocio lo más cómodo posible, es decir, lograr que pase una agradable experiencia dentro de tu tienda o local. Cuánto más buena sea la experiencia de dicho cliente, más tiempo va a pasar éste dentro de la tienda, más va a comprar y más rentable nos va a resultar.

Lograr una buena experiencia en tienda a veces puede resultar complicado, pero hay que echarle ganas e imaginación. Hoy en Flame os damos algunos consejos para lograr una mejor experiencia en tienda, que el cliente esté más satisfecho y que aumente su compromiso o engagement con nuestra marca, así como su fidelidad hacia la misma.

6 Trucos para mejorar la experiencia de compra de nuestros clientes y aumentar su compromiso y fidelidad hacia nuestra marca:

– Algo tan sencillo como ofrecer un olor agradable a nuestros clientes ya puede marcar un antes y un después en una visita. El olor es un factor de suma importancia. Podemos jugar con los sentidos de los clientes, evocar en ellos sensaciones, simplemente con un olor específico. Además, si el olor de nuestra tienda es diferente al de otras de la competencia se convertirá en un factor diferencial y al cliente seguramente le quede en su memoria y nos recuerde por dicho olor.

La música es otro factor diferenciador y de gran importancia en el retail. Hay tiendas, por ejemplo, que ponen la música muy alta o que pinchan un tipo de música que más bien parece que estás en una discoteca en vez de en una tienda de ropa. Pero es lo que las hace características y seguramente a su clientela (gente joven) les guste ese tipo de música y la disfruten. Todo depende de quien sea tu clientela y lo que les guste. Elige el tipo de música siempre pensando en ellos, en sus gustos y preferencias.

– Haz que tu cliente se sienta cómodo, como en casa. La atención personal es quizás es factor más importante de todos. El 85% de los usuarios afirman que siguen comprando en la tienda física por el trato personal recibido que no pueden encontrar en Internet. Recibir a los clientes con una sonrisa, con un ¡buenos días! es vital. Asimismo, el personal en tienda debe tener el aspecto adecuado para que el cliente se sienta cómodo y a gusto. hay que cuidar mucho la apariencia en estos casos: un buen maquillaje, la ropa, el calzado, las manos, el pelo, etc. El dependiente es el embajador de la marca y es muy importante que la represente como es debido.

– A veces cuando vamos por la calle entramos en una tienda concreta porque algo en su interior nos ha llamado la atención. La decoración de un local es una característica que atrae a la clientela. Una cafetería, una tienda, una peluquería que estén decoradas con gusto van a tener muchas más posibilidades de atraer miradas y visitas que otras que descuiden este factor.

Hay que ser detallista con nuestros clientes. Ofrecerles un café o té mientras esperan su turno, por ejemplo, revistas para que vean las últimas tendencias, una zona infantil para que los peques estés entretenidos, o simplemente un asiento cómodo en donde pasar el rato mientras observan tus productos o servicios. Todo depende del tipo de negocio.

– Y por supuesto, no vamos a engañarnos, el precio es un factor vital para lograr satisfacer al cliente. Quizás no tengas que ser el más barato, pero tampoco el más caro. Ten una buena estrategia de pricing, que el cliente vea que está pagando lo justo por lo que se ofreces, dale un valor añadido, haz alguna promoción interesante, premia su fidelidad, hazle algún regalo, etc. Hay muchas cosas este sentido que puedes hacer para que el cliente, aunque haya gastado, se vaya contento/a y satisfecho/a para su casa.

Como veis, son 6 sencillos trucos que no te costarás mucho dinero y con los que seguro logras incrementar la fidelidad y el compromiso de tus clientes. Ahora bien, cuando lleves a cabo este tipo de acciones estaría bien que las midieses para saber de qué punto partes y a qué punto llegas después de los cambios realizados. Aprende cómo medir la fidelidad y el engagement de tus clientes.

¡Suerte!