Tienda ubicación

6 cambios que puedes realizar en retail para mejorar tus ventas

Una vez que hemos medido… Podemos llevar a cabo 6 tipos de cambios.

1- Cambios para mejorar experiencia en tienda

Por ejemplo, el tema de los olores (Marketing olfativo en retail), la música, la atención del personal, la decoración, los detalles y por supuesto los precios. No dejes nada a la casualidad. Cuida los colores, que todo esté colocado y combinado de forma armoniosa, cuida los olores, crea tu propio olor característico que te diferencie de la competencia.

Resulta fundamental que el cliente se sienta bien atendido para que vuelva a comprar en un establecimiento. En este sentido, es esencial que el personal de la tienda sea amable con el comprador. El 72% de los clientes se pierden por indiferencia o mala atención. El servicio al cliente en el Retail es un factor determinante a la hora de fidelizar a éste. Asimismo, es un factor diferencial frente al e-commerce, ya que en una tienda el cliente es atendido por personas, puede tocar los productos, olerlos, probarlos, etc.

2- Cambios en el escaparate

Para lograr el escaparate perfecto. George Homer, el mayor gurú de visual merchandising, muestra las últimas tendencias en escaparatismo. Movimiento, materiales reciclados, factor sorpresa, lo inesperado… El escaparate es la tarjeta de presentación, es lo primero que va a ver el transeúnte al pasar por delante de tu tienda. Hazlo atractivo y atrayente para que las personas que pasan por delante quieran entrar. Aprende a medir la eficiencia y eficacia de tu escaparate.

3- Cambios en la disposición de productos

Nicolás Loupy, director general de Dassault Systèmes en España, dice “Es prioritario innovar en el desarrollo de los productos y mejorar el diseño de los lineales. Al final el objetivo es crear un producto y un lineal que llamen la atención del consumidor y redunden en un mayor beneficio”. La colocación de productos no debe hacerse de forma aleatoria ya que es muy importante este factor. Hay que intentar que el cliente recorra toda la tienda y para lograrlo la colocación de productos es fundamental.

4- Y en el layout

El layout de una tienda si es adecuado favorecerá la permanencia de los clientes en la tienda y aumentará las ventas. El layout perfecto existe y tú puedes conseguirlo. Disponer de un buen layout y distribución de la superficie de venta es muy importante ya que esta asume el protagonismo y la responsabilidad de gestionar el movimiento y el tránsito interno en el punto de venta. Hay muchas formas diferentes de disposición en un establecimiento: en forma de espiga, en parrilla, en libre disposición, en simetría, disposición abierta o cerrada, etc. Pero todas persiguen el mismo objetivo: lograr que el cliente recorra toda la tienda, que esté dentro el mayor tiempo posible y por supuesto, que su estancia sea agradable y cómoda.

5- Cambios en el diseño en tienda

Un buen diseño crea genera una buena experiencia de compra que, en definitiva, es el objetivo que buscamos. Para empezar es importante que nuestra tienda tenga un aspecto siempre impecable, con un escaparate bien cuidado y un rótulo que refleje bien la identidad de tu comercio. Aunque parezca una obviedad, no está de más recordar que el acceso no debe suponer una barrera para los clientes, por ello debemos elegir una puerta adecuada, accesible, ni muy ancha ni muy estrecha, sin escalones, etc. En cuanto al interior del local está claro que un buen diseño de este puede hacer que más clientes entren en tu tienda. Piensa en cuántos clientes pasan por delante de tu tienda cada día… ¿Cuántos entran?, ¿Por qué lo hacen?, ¿Qué les atrae?…

Jos De Tríes habla sobre la importancia del diseño en las tiendas. Explica el experto que en una tienda “una de las partes más subestimadas, pero a la vez una de las más importantes, es la de la presentación de productos o el visual merchandising”.

6- Cambios en estrategia de pricing

Poner ofertas especiales es una manera de motivar al cliente para que realice una compra que no tenía prevista. Un aspecto que se debe tener en cuenta es dónde se colocan estas propuestas. Intenta que sea siempre en las zonas de mayor compra, las llamadas ‘zonas calientes’. Colocar bien las ofertas puede ser un apoyo para vender productos que tienen poca salida.

Pricing. Tal y como afirma José de Jaime Eslava: el cliente se ha convertido en el centro de todas las estrategias empresariales. La estrategia de fijación de precios ha experimentado una profunda revolución y se ha convertido en todo un proceso científico. Y es que sin duda el pricing es uno de los factores más relevantes a la hora de incrementar resultados. Al final está claro que el objetivo de cualquier empresa es ganar y cuanto más mejor.