5 tendencias de Big Data que están revolucionando el Retail

5 tendencias de Big Data que están revolucionando el Retail. En el mercado actual, Big Data y Retail van de la mano. Sin embargo, aunque los principales minoristas habitualmente aprovechan los datos para mejorar la toma de decisiones, reducir los costos, incrementar los ingresos y generar mejores experiencias de los clientes, la mayoría de los comerciantes admiten que todavía tienen un largo camino por recorrer.

Aunque las marcas reconocen que el Big Data es una de las claves para su supervivencia, la atención se está desplazando hacia un mejor uso de grandes volúmenes de datos a través de tecnologías innovadoras y el conocimiento de las tendencias actuales.

5 tendencias de Big Data que están revolucionando el Retail

El Big data se ha convertido en un gran negocio en el sector minorista. En estos momentos hay por lo menos cinco grandes tendencias del Big Data que están revolucionando el retail y cambiando la forma en la que las marcas lo tratan:

1. Gestión del Big Data:  La cantidad de datos que los retailers tienen a su disposición es asombrosa. Las transacciones, centros de llamadas, programas de fidelización, aplicaciones móviles, programas de medios de comunicación social, las cadenas de suministro y otras fuentes de datos están aumentando drásticamente los desafíos y oportunidades.

Con estimaciones de que la cantidad de información disponible se duplique cada dos años, los principales minoristas están luchando para obtener los datos correctos (es decir, la información que realmente necesitan para orientar la toma de decisiones) y crear sistemas de análisis para interpretarlos y aplicarlos.

2“Lo que no se puede medir no se puede gestionar”: Ante esta avalancha de datos, son necesarios sistemas de marketing y estudios de mercado que comuniquen mensajes a los usuarios en tiempo real, con medición de las campañas y que obtengan un análisis de los Retornos de Inteligencia, Influencia e Inversión.

3. Abordar omnichannel con los datos:  El mercado retail está plagado de comportamientos comerciales omnichannel. Los consumidores inician el proceso de compra de un canal y usan canales adicionales en varios puntos a lo largo del camino de conversión, incentivando a los grandes minoristas a aprovechar los datos para entregar experiencias de usuario consistentes en todas las etapas del proceso. Es necesario medir cada uno de esos comportamientos.

Para entender mejor cómo los clientes interactúan con las marcas, los retailers están aprovechando los datos en varios canales para identificar el comportamiento del cliente durante la compra. El Big Data puede ayudar a crear mejores experiencias en los Centros Comerciales, como estrategia para contrarrestar el showrooming.

4Mejorar la personalización:  Antes de la era de los Centros Comerciales y las franquicias, los consumidores a menudo disfrutaban de las relaciones personales con los empleados de las tiendas. Los avances tecnológicos permiten a los minoristas, de forma paradójica tal vez, acercarse de nuevo a sus clientes de forma individual personalizando la comunicación y oferta,  y generando una experiencia adaptada a sus necesidades en base al estudio de su comportamiento y perfil.

La personalización basada en datos (por ejemplo, las recomendaciones y ofertas personalizadas) se ha convertido en una prioridad para los minoristas omnichannel. Mediante el aprovechamiento de grandes volúmenes de datos y modelado predictivo, los minoristas obtienen la capacidad de transmitir mensajes de marketing personalizados a los clientes en función de su comportamiento en compras previas y preferencias personales.

5. Segmentar, rentabilidad, priorizar:  Como siempre, la segmentación es fundamental para los minoristas para enfocar a sus clientes más valiosos. La diferencia es que la tecnología actual permite que los minoristas traten los datos de una manera que genera importantes conocimientos sobre datos demográficos y de comportamientos anteriores. Equipado con estos puntos de vista, los minoristas pueden comprender mejor los deseos sus clientes y diseñar programas que aumentan la fidelidad un cliente individual a la marca.

Para sobrevivir, todos los retailers tiene que ser omnichannel.

Manejar grandes volúmenes de datos en si mismo no es un objetivo. Se trata de procesarlos y obtener las claves que permitan para mejorar su empresa y la experiencia del cliente. Al centrarse en un análisis más sofisticado de los datos correctos, los minoristas pueden aprovechar el Big Data para mejorar la participación, aumentar los ingresos y crear relaciones más profundas con los clientes.

Fuente de la noticia