El retail vive un gran momento y tiene un gran futuro

5 Tendencias que marcarán el retail de los próximos años

Veamos algunas tendencias que pisarán fuerte en los próximos años según Forbes 5 Tech trends that will hit every retail store by 2020

El Showrooming alcanzará pronto su punto álgido

Se trata de una práctica que consiste en descubrir, probar tocar y oler el producto en la tienda física para luego completar la compra online. Es una forma de converger ambos mundos que ya muchas marcas están utilizando hoy en día y que alcanzará su punto álgido según Forbes en 2020. “Las tiendas serán como museos”, explica Thomas Keenan, profesor de la Universidad de Calgary.

La analítica será imprescindible en las tiendas físicas

Dice Forbes que de aquí a 2020 los retailers físicos contarán con las mismas herramientas que sus homólogos digitales. Mapas de calor para ver por donde la gente camina y lo que tocan, qué compran, cómo se mueven, cómo se comportan datos que sin lugar a dudas servirán para entender a los clientes y aumentar las ventas. Asimismo, cobrará mayor importancia el hecho de poder determinar la información demográfica de los clientes, para así poder orientar los anuncios y crear experiencias más personalizadas. En este sentido la privacidad será un tema puntero y que preocuparán a muchos usuarios.

Los pagos y las transacciones se harán totalmente transparentes

El pago por móvil parece ser que es el futuro y pronto estará omnipresente. Surgirán además nuevos métodos de pago aún más simplificados. En definitiva, el objetivo de las empresas es hacer que el proceso de pago sea lo más fluido posible.

Los minoristas harán uso de la tecnología sensorial

Las tiendas minoristas tendrán mayor conciencia de nuestras emociones y cómo excitar nuestros sentidos en el año 2020. Se cree de hecho que podrán detectar cuando los consumidores reaccionan positivamente o negativamente a cosas como carteles, exhibiciones de productos,etc.

La tecnología se convertirá en el asistente de nuevas ventas

La tecnología jugará cada vez un papel más importante en la automatización de la experiencia de compra. Por supuesto, la gente de ventas no va a desaparecer, sino que podrán concentrarse en la construcción de relaciones con los clientes para así aumentar las ventas y la afinidad de sus empleadores.