4 Errores a evitar en el punto de venta

Si has hecho balance y los resultados en tu punto de venta no son los que esperabas, quizás sea porque estás cometiendo alguno de estos 4 errores… ¡Toma nota de las cosas que no debes hacer!

1. Un error muy típico es no destacar las promociones en tienda de forma que los clientes muchas veces no se enteran de las ofertas que hay a su disposición. Es algo que pasa muy a menudo… Entramos en una tienda y no sabemos cuáles son los precios de los productos que en ella se exponen. Esto es un error garrafal. Daros cuenta de que si una oferta no es claramente identificable es como si no existiese. Para que esto no nos pase es muy importante trabajar bien la señalética en el punto de venta. Los carteles con las ofertas y promociones deben ubicarse en las zonas calientes de la tienda, deben estar bien visibles a simple vista, deben leerse fácilmente y, por supuesto, entenderse.

2. El siguiente error es no tener una colocación óptima de productos. No hay cosa peor en retail que tener una exhibición confusa en la que los clientes tengan casi que adivinar donde están ubicados los productos en el interior de la tienda. Si el cliente entra en nuestro negocio buscando algo en concreto y no lo encuentra rápidamente terminará frustrándose. Esto hará que su experiencia in-store sea un desastre y que la imagen de nuestra marca quede dañada. Ningún cliente recomienda ni habla bien de un sitio en el que ha tenido una mala experiencia de compra. Para que los productos estén bien colocados tenemos que tener en cuenta varios factores. Desde luego, es vital tener un layout claro, un mobiliario correcto, una señalética y cartelería adecuadas, una iluminación y olor óptimos. Nuestro objetivo es que nuestras visitas encuentren de forma rápida e intuitiva lo que buscan.

3. Mantener la tienda estática y no generar cambios de forma regular. Los clientes buscan nuevas experiencias y no quieren encontrar lo mismo cuando entran en una tienda en enero y vuelven a entrar en marzo. Lo estático nos aburre y en general necesitamos novedades, cambios, innovación… En este sentido es importante por ejemplo renovar el escaparate, cambiar la colocación de los productos, ofrecer novedades de forma casi constante… Así conseguiremos que nuestra clientela se mantenga enganchada con nuestra propuesta, que regresen y que nos recomienden a  otros potenciales clientes.

4. La venta cruzada es una técnica de venta que funciona muy bien y, por ello, es un error no sacarle el máximo partido. El cliente pasó por delante de nuestra tienda y se sintió atraído por nuestro estupendo escaparte ¡Tenemos un punto! Después, le encantó nuestro negocio (decoración, olor, disposición de productos, ofertas, etc) ¡Otro punto! Seguidamente, se sintió bien atendido por nuestro personal y atraído por nuestros buenos precios y promociones ¡Lo hemos ganado! El cliente va a la caja y paga su compra. Pero ¡ojo! nuestra labor aún no ha acabado. Podemos seguir sumando puntos. Es el momento de ofrecerle un complemento a juego, una novedad de última hora, una oferta concreta…

Si dejas de cometer estos 4 errores tus ventas mejorarán.