“Entender qué pasa en la tienda y qué quieren tus clientes es el reto eterno del retail”

¡Ya estamos de vuelta en casa! 🙂 Tras una jornada intensa de ventas en Madrid, en el Retail Forum 2017, Flame ha regresado a casa con la satisfacción del trabajo bien hecho.

Como sabéis, la pasada semana participamos en el Retail Forum 2017, un espacio de encuentro imprescindible para los expertos en retail.

En el encuentro, que se desarrolló el 9 de febrero en Madrid, quedó patente que, cada vez más, el sector retail apuesta por la tecnología para mejorar la experiencia de cliente.

En el Retail Forum se juntaron figuras destacadas que ofrecen soluciones y servicios al retail con gran cantidad de clientes y vendedores. Sin duda, era el lugar y el momento ideal para conocer propuestas de análisis como la de Flame analytics, pero también propuestas de logística, de tecnologías de pago, de omnicanalidad, etc.

El evento congregó en el hotel Novotel Center de Madrid a más de 700 asistentes, dejando claro que el cliente, la omnicanalidad y la innovación son conceptos que deben ser una máxima en la que trabajar para conseguir que la tienda del futuro sea presente.

“Entender qué pasa en la tienda y qué quieren tus clientes” es el reto eterno del retail, explicaba David Valero, director responsable del sector retail de Ricoh, durante el evento. Una meta para la que es necesario formar a los empleados, rodearse de buenos partners, introducir tecnología y superar las expectativas del cliente.

El grueso de las ventas sigue estando en el comercio tradicional

Y es que. comos siempre decimos en Flame, a pesar del auge y potenciación del ecommerce, todavía la tienda física tiene mucho peso en las ventas. Los cálculos hablan de que cerca del 7% de la transacciones se hacen desde un dispositivo móvil y entorno al 17% -o incluso menos- en una plataforma on-line. El resto de las compras siguen haciéndose en la tienda tradicional.

El reto, y ahí coinciden todos los expertos, está conectar todo lo que está pasando en el mundo físico y conectarlo con el on-line, es decir, conseguir que la omnicanalidad sea algo más que un manido concepto.